Una blog para compartir mi pasión, el ocio verdadero!
LA LEYENDA DE LA LLORONA

La leyenda de la llorona, la historia de México que se extendió a otros países

Entre las leyendas que recorren parte de la región latinoamericana, la leyenda de la llorona es una de las que más destaca. De hecho, la esencia de esta leyenda le ha dado la vuelta al mundo, pero su origen se cree que se remonta a la época en la que los españoles llegaron a México, siendo ese el escenario en el que se inicia.

La llorona surge de un romance entre una mujer indígena y un español. La pareja consuma su amor, pero se mantenían ocultos, sin que nadie supiese que mantenían una relación amorosa, y como fruto del porno tienen tres hijos. Los tres niños se convierten en la adoración de la mujer indígena, quien vive para ellos. Con el pasar de los años la pareja continuaba con su amor clandestino. Pero la mujer comenzó a cansarse de vivir de esa forma, ya que sus hijos no podían disfrutar a tiempo completo del amor paterno. Ante la situación comienza a exigir que se formalice la relación; la leyenda de la llorona cuenta que el español, siendo caballero, por tanto un hombre de la alta sociedad española, no se atrevía porque temía perder su estatus por tener una familia con una indígena.

Incansable, la mujer indígena, seguía exigiéndole la formalización de la relación, y ante tanta insistencia el caballero español decidió abandonarla del todo, y para evitar riesgos decidió casarse con una dama española también de la alta sociedad. Este punto fue el clímax de la historia, la mujer indígena enloqueció de amor, no pudo soportar que su pareja la abandonase y además se casase con otra negándole a ella la posibilidad de ser feliz junto a él y sus hijos. Además, se sintió dolida por el engaño, la traición. Y el dolor la cegó de tal forma que tomó a sus tres hijos y corrió lejos hasta llegar a la orilla de un río. Allí los abrazó fuertemente, con todo el amor y la devoción que sentía por ellos, pero nublada también por el dolor y la traición, los hundió dentro del río y los ahogó. Al darse cuenta de lo que hizo, la mujer decidió también terminar con su vida.

Bajo ese contexto, del que se cree es histórico y verídico nace la leyenda de la llorona, una mujer atormentada por el dolor, movida por la traición, que sintiéndose víctima del engaño del hombre a quien amaba asesinó a sus propios hijos, confundida, al darse cuenta de lo ocurrido no pudo vivir ni un instante más. Desde entonces hay registros y la tradición oral sostiene que en ese río se escuchaba el llanto de la mujer indígena, llanto producido por la mezcla del dolor de la traición y del acto cometido. También comenzó a decirse que la llorona vagaba por las calles del pueblo, movida por su llanto. La misma tradición oral cuenta de hombres y mujeres que escucharon su llanto y hasta que la vieron caminando a medianoche por las calles solitarias del pueblo. Y su presencia se ha trasladado a muchos lugares, ella en busca de sus hijos, precedida por un profundo y fuerte grito de dolor, y un lamento audible, clamando por sus hijos, arrepentida de su error y queriendo encontrarlos de nuevo.

De manera que la leyenda de la llorona es una leyenda de culpa y arrepentimiento, de remordimiento, se dice que aún camina por las calles de los pueblos, vestida de blanco, que su aspecto es de una mujer indígena y delgada, y mientras camina va llorando y gritando, intentando encontrar a sus hijos. Tal vez un día te cruces en su camino.

LA EXTRAÑA CASA DEL BOSQUE

La extraña casa del bosque, una historia de horror por siempre

Tal vez has escuchado leyendas de casas en las que ocurren algunas anomalías, donde puedes ver fantasmas o sufrir el tormento que ellos ocasionan en quienes se atreven a habitar la casa. También quizás has leído o escuchado de bosques encantados, donde pasean espíritus o cuyos destinos son escondidos y terminas siempre recorriendo los mismos caminos y llegando al mismo punto. Existe la leyenda de la extraña casa del bosque, donde no hay fantasmas merodeando ni asustando los inquilinos, sino algo mucho más aterrador y tal vez más extraño de lo común.

Para empezar, la ubicación de la casa es desconocida. Se dice que está en un bosque, pero la incapacidad de precisar su ubicación ha convertido esta leyenda en un porno latino mito universal. En cualquier bosque, de cualquier hemisferio, de cualquier región y país, podría estar ubicada. Se cree que muchos han entrado en la misma casa desde distintos puntos geográficos, siendo así víctimas del hechizo que hay dentro de ella, sufriendo el terror de lo que la casa cuenta a través de sus pinturas.

Y es que esa casa posee una galería infinita de pinturas en su interior. Y tal vez pienses que no hay nada más inofensivo que una pintura, ya que es estática y está colgada en la pared solo para ser contemplada y en el momento en el que quieres quitas la vista y sigues tu camino. Pues la extraña casa del bosque, de un bosque desconocido, casa cuya fachada siempre es la misma a pesar de poder encontrarse en múltiples lugares, está impregnada de pinturas que reflejan terror y horror, en las que se plasman atrocidades cometidas durante las guerras, se pueden observar hombres y mujeres que fueron torturados. Se cree que la casa fue saqueada por militares, y fueron esos mismos militares los que tomaron las fotografías que retratan las atrocidades, que fueron hechas allí en el interior de la casa, se retratan cuerpo desmembrados también.. Pero no hablan los espíritus de los torturados, y tampoco los espíritus de los militares. No hay si quiera voces o ruidos que atormentan en el interior de la casa.

La casa se muestra en derrumbe, delatando los siglos que han pasado sobre ella. A simple vista podría llamar la atención por su arquitectura lejana, que acusa una época distante a la moderna. Podría llamar la atención a los turistas, y es que se cree que posee un encanto oscuro que atrae a quienes logran avistarla, obligándoles a entrar en el interior para así convertirles en víctima de sus hechizos.

¿En qué consiste entonces el terror? No es solo contemplar las pinturas o fotografías que están colgadas en las paredes del interior de la casa. El asunto es que una vez que miras las fotos te conviertes en parte del escenario que ellas presentan. Así llegas a ser víctima de las torturas retratadas, quedas encarcelado en las cárceles que están pintadas y que están ubicadas en algún lugar de la extraña casa del bosque.

Es una leyenda aterradora, en la que la víctima se convierte en un elemento más de la casa, al quedar preso en sus pinturas. Así que la próxima vez que vagues por algún bosque, sin importar en qué país te encuentras, y veas una casa con una arquitectura antigua, y notes que está en derrumbe, o su estado delate que el tiempo ha pasado por ella, es mejor que no te acerques, de hecho, trata de no mirarla dos veces para evitar que su encanto te hechice y termines caminando a su interior para no poder volver a salir.